Sínodo de Obispos buscará más presencia mujeres

Ciudad del Vaticano. El Sínodo, la asamblea de obispos de todo el mundo, estudiará en su reunión de octubre en el Vaticano dar más presencia a las mujeres en la Iglesia, aunque no tratará la cuestión del diaconado femenino, según reza el texto preparativo presentado ayer.

La Santa Sede ha publicado el ‘Instrumentum Laboris’, un ‘documento de trabajo’ que deberá cimentar la reunión del Sínodo de Obispos del próximo octubre y que surge de las orientaciones de los encuentros precedentes y de las iglesias locales del todo el mundo.

El papa Francisco ha decidido que el Sínodo de Obispos sea en realidad un “proceso” de escucha desde el 2021 centrado en la Sinodalidad, es decir, la unidad de la iglesia, y por esa razón cuenta por primera vez con laicos y mujeres con derecho a voto.

Este “camino” ha sido articulado en etapas desde 2021 y, tras la reunión del año pasado en Roma, llega ahora al segundo y último encuentro, este octubre, para después brindar unas conclusiones que serán presentadas presumiblemente durante el 2025, Año Santo.

La XVI asamblea de obispos, entre el 2 y el 27 de octubre, tendrá sobre la mesa del debate este nuevo ‘Istrumentum Laboris’ que declara que “a lo largo del proceso sinodal el deseo de unidad en la iglesia ha crecido junto a la conciencia de su diversidad”.

Uno de sus puntos más destacados es el que llama a reflexionar sobre cómo dar más participación a las mujeres en las parroquias y diócesis de todo el mundo, algo que ya emergió en el encuentro precedente.

El Sínodo deberá estudiar la “promoción de espacios de diálogo en la Iglesia donde las mujeres puedan compartir experiencias”, “una mayor participación en la elaboración y toma de decisiones”, “un más amplio acceso a posiciones de responsabilidad en las diócesis y otras instituciones eclesiásticas” o apoyar a las consagradas. También, según se lee en el documento, se insta a promover el acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad en seminarios y facultades teológicas.