“El chef tiene que ser un maestro y saber contar historias”

La chef participó en un evento culinario en República Dominicana, primero que hace fuera de EE.UU.

Entre historia del arte y gastronomía, Antonia Lofaso eligió seguir su pasión, la cual se encontraba en la elaboración de platos. Esa decisión no fue nada fácil, porque primero estudiaba historia. Pero hubo una interrogante que la hzo cambiar de parecer y fue la siguiente: ¿qué hago estudiando esto si lo que a mí me encanta es la cocina?, y así fue como eligió un nuevo camino. Desde el 1999, Lofaso cocina profesionalmente, en especial, platos italianos.

¿Cómo seleccionaste los platos que presentaste en The Epicure by Paradisus?

Seleccionarlos fue muy emocionante para mí, porque todo lo que había hecho hasta ahora había sido en Estados Unidos. Me gusta mantener la forma de cocinar lo más tradicional posible, pero aun así brindarles a los invitados una experiencia elevada con el plato. Aunque me especializo en muchas cocinas me concentré en la italiana. Mis viajes por el mundo siempre me han inspirado, pero me gusta volver a la forma en que cocino tradicionalmente en mis restaurantes, que es muy reconfortante, muy sencillo y se trata solo de buena comida y de alta ejecución.

¿En qué momento de tu vida decidiste que ibas a cocinar?

Me encanta cocinar. Siendo de origen italiano, mi madre y mi padre cocinaban todo el tiempo. Si un invitado entraba a la casa, le ofrecíamos comida, por ejemplo, una pasta… En realidad, en ese momento no entendía que la gastronomía podría ser una profesión.

¿Qué chefs te inspiraban?

Las únicas chefs de las que tenía conocimiento eran de Martha Stewart y Julia Child. La mayoría de las personas que veía en los restaurantes y en la televisión eran hombres. Y entonces pensé, espera, ¿existe la oportunidad de cocinar profesionalmente? Estaba estudiando en la universidad historia del arte, pero trabajaba en restaurantes como camarera, gerente… y estaba obsesionada con la comida. Y entonces pensé, ¿por qué voy a ir a la escuela de historia del arte cuando lo único que quiero hacer es cocinar?, ¿qué hago estudiando historia del arte si lo que a mí me encanta es la cocina? Cuando iba a la escuela de cocina no había muchas mujeres que cocinaran profesionalmente, como ves ahora.

Cuando cambiaste de carrera, ¿cómo fue el proceso?

Fui a la escuela de cocina, pero también pensé, ¿y si no soy buena en esto? , porque una cosa es salir de la escuela y saber la parte teórica y otra tener la práctica. Apenas terminé la escuela de cocina, comencé a trabajar con uno de los mejores chefs de EE.UU. Me sentía que estaba aprendiendo; me sentía como un un bebé aprendiendo a alimentarse, porque todos esos chefs cocinaban platos increíbles.

¿Desde la historia del arte hasta la escuela de cocina, tus padres estaban de acuerdo?

Ellos lo amaron. Lo único que a mi papá le preocupaba era que sentía que era un ambiente muy de hombres, porque cuando él era joven trabajaba en restaurantes y escuchaba la forma en que los hombres bromeaban, de una forma ruda, en el área de trabajo.

¿Qué cualidades tiene que tener un chef?

Tiene que ser un maestro y saber contar historias. Tengo el poder de hacer que la gente cuando va a mis restaurantes entiendan la historia, cada plato, platillo, así como el porqué de la elección de los ingredientes. Hay que saber contar muy bien la historia.