China y Rusia dicen defenderán justicia en mundo

Pekín.- El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, firmaron una declaración conjunta para “profundizar” su “asociación estratégica de coordinación” con motivo del 75º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Xi y Putin también sellaron acuerdos de cooperación en varios campos durante una ceremonia en Pekín, donde se encuentra el presidente ruso para una visita de estado que se extenderá hasta este viernes.

El líder chino celebró que ambos países hayan “encontrado un nuevo camino” para tratarse con “respeto” y en base a la amistad y la cooperación, según la Cancillería china.

Xi citó la economía y el comercio, la inversión, la energía y los intercambios entre personas como ámbitos que han “contribuido positivamente al mantenimiento de la estabilidad global y a la promoción de una mayor democracia en las relaciones internacionales”.

El mandatario destacó que ambos países buscan “profundizar su coordinación estratégica, ampliar la cooperación y seguir la tendencia histórica de la multipolaridad y la globalización”.

“Tomamos este 75 aniversario como un nuevo punto de partida para crear mayores sinergias en las estrategias de desarrollo y continuar enriqueciendo la cooperación bilateral”, acotó el líder chino en medio de aplausos de las delegaciones.

Amistad

Antes de la firma de los acuerdos, Xi trasladó a Putin que los dos países harán “preservar la justicia en el mundo”.

“Pese a algunos altibajos, nuestras relaciones han ido fortaleciéndose y han resistido la prueba del cambiante panorama internacional. Somos un buen ejemplo para otras potencias en cuanto a respeto y franqueza. El desarrollo de nuestros lazos favorece a la paz, la estabilidad y la prosperidad de la región y del mundo”, dijo Xi.

“Seguiremos consolidando nuestra amistad y defenderemos la justicia en el mundo”, afirmó Xi ante Putin, que llegó pasadas las 4:00 hora local (20:00 GMT del miércoles) al aeropuerto de la capital del gigante asiático en su primera visita al extranjero tras su reelección para un quinto mandato.

Estrecha comunicación

El líder chino recordó que se ha reunido con Putin “más de cuarenta veces” y señaló que ambos mantienen “una estrecha comunicación” y que se brindan una “orientación estratégica” que ha “asegurado el desarrollo sólido, estable y fluido de nuestros lazos”. “La relación entre China y Rusia hoy en día se ha ganado con esfuerzo, y las dos partes deben valorarla y fomentarla”, apuntó.

Asimismo, Xi aseveró que China está dispuesta a trabajar con Rusia “para seguir siendo un buen vecino, un buen amigo y un buen socio que confían el uno en el otro”.

La visita de Putin comienza un día después de que el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, anunciara en Kiev una partida adicional de 2.000 millones de dólares (unos 1.837 millones de euros) para ayudar a Ucrania a adquirir armamento de Estados Unidos y de otros países e incrementar la capacidad de producción de su propia industria militar.

Esta es la segunda visita de Putin en menos de un año, tras el viaje que realizó en octubre de 2023 con motivo del III Foro de las Nuevas Rutas de la Seda, lo cual algunos analistas consideran una nueva indicación del creciente alineamiento entre ambos países para continuar sus negocios y promover un nuevo orden “multipolar”.

“Solución política” para situación en Ucrania

En una declaración posterior a la reunión que mantuvieron en Pekín, Xi aseguró que ambas partes están “de acuerdo en que una solución política a la ‘crisis’ en Ucrania es la dirección correcta’” y reiteró punto por punto la postura que ha mantenido Pekín en los últimos años, pidiendo “respeto para la integridad territorial de todos los países”, pero también para las “legítimas preocupaciones de seguridad de todas las partes”, en referencia a Rusia. Las palabras de Xi sobre el tema no sugieren que el líder chino pudiera haber presionado a su homólogo para poner fin a la guerra durante un encuentro ocurrido un día después de que Washington anunciara en Kiev una partida adicional de 2.000 millones de dólares (unos 1.837 millones de euros) para ayudar a Ucrania a adquirir armamento de Estados Unidos.

Igualmente, Xi declaró que ambas partes consideran “extremadamente urgente” hallar una salida para la situación en Palestina y que apoyan la ‘solución de dos estados’ y la implementación de las resoluciones de Naciones Unidas sobre este conflicto. Así, los dos jefes de Estado han escenificado la coordinación de sus países en cuanto a este tema en escenarios como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.