Carlos Vives canta canción de crítica a García Márquez y desata polémica

El centro de esta polémica es la «resucitada» letra de Aracataca Espera, una canción compuesta por Armando Zabaleta a mediados de los 70.

Una intensa polémica se desarrolla en Colombia teniendo como protagonista directo al cantante Carlos Vives e, indirectamente, al premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez y al cantautor vallenato Armando Zabaleta.

El centro de esta polémica es la «resucitada» letra de Aracataca Espera, una canción compuesta por Zabaleta a mediados de los años 70 y que resurgió esta semana en la voz de Carlos Vives, quien la interpretó en una parranda vallenata en casa de su colega y paisano Silvestre Dangond en el marco del Festival Vallenato 2024.

«Al escritor García Márquez hay que hacerle saber bien que uno la tierra donde nace es la que debe querer y no hacer como hizo él, que su pueblo abandonó y está dejando caer la casa donde nació» dice parte de las estrofas de la canción de Zabaleta, interpretada en la voz de Carlos Vives.

“Al escritor García Márquez, le han regalado dos premios y no ha sido capaz de acordarse de Aracataca, su pueblo, y en vez de darle un colegio, que es lo que necesita su tierra, lo que hizo fue darle un premio» es otro de los versos del tema.

La historia de Aracataca Espera

La letra de Aracataca Espera nació de la pluma de Armando Zabaleta y originalmente la grabaron por primera vez Oñate y Los Hermanos López. Fue una crítica de Zabaleta a García Márquez luego de que el escritor decidiera donar el premio Rómulo Gallegos (en 1972), valorado en 100 mil dólares, al movimiento socialista de Venezuela -específicamente al naciente partido Movimiento al Socialismo (MAS) de Teodoro Petkoff- en lugar de contribuirle en algo a su pueblo de origen.

Ahora, la interpretación de Carlos Vives de Aracataca Espera se hizo inmediatamente viral en las redes sociales y mantiene encendido todo un debate, principalmente en redes y medios de Colombia, que actualmente vive una franca división política entre simpatizantes y opositores de las políticas del actual mandatario de ese país, Gustavo Petro, quien también participó del debate.

Una intensa polémica se desarrolla en Colombia teniendo como protagonista directo al cantante Carlos Vives e, indirectamente, al premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez y al cantautor vallenato Armando Zabaleta.

El centro de esta polémica es la «resucitada» letra de Aracataca Espera, una canción compuesta por Zabaleta a mediados de los años 70 y que resurgió esta semana en la voz de Carlos Vives, quien la interpretó en una parranda vallenata en casa de su colega y paisano Silvestre Dangond en el marco del Festival Vallenato 2024.

«Al escritor García Márquez hay que hacerle saber bien que uno la tierra donde nace es la que debe querer y no hacer como hizo él, que su pueblo abandonó y está dejando caer la casa donde nació» dice parte de las estrofas de la canción de Zabaleta, interpretada en la voz de Carlos Vives.

“Al escritor García Márquez, le han regalado dos premios y no ha sido capaz de acordarse de Aracataca, su pueblo, y en vez de darle un colegio, que es lo que necesita su tierra, lo que hizo fue darle un premio» es otro de los versos del tema.

La historia de Aracataca Espera
La letra de Aracataca Espera nació de la pluma de Armando Zabaleta y originalmente la grabaron por primera vez Oñate y Los Hermanos López. Fue una crítica de Zabaleta a García Márquez luego de que el escritor decidiera donar el premio Rómulo Gallegos (en 1972), valorado en 100 mil dólares, al movimiento socialista de Venezuela -específicamente al naciente partido Movimiento al Socialismo (MAS) de Teodoro Petkoff- en lugar de contribuirle en algo a su pueblo de origen.

Ahora, la interpretación de Carlos Vives de Aracataca Espera se hizo inmediatamente viral en las redes sociales y mantiene encendido todo un debate, principalmente en redes y medios de Colombia, que actualmente vive una franca división política entre simpatizantes y opositores de las políticas del actual mandatario de ese país, Gustavo Petro, quien también participó del debate.

De Zabaleta y García Márquez
Armando Zabaleta fue uno de los compositores vallenatos más prolíficos y populares de Colombia. Principalmente por su forma de abordar la problemática social en varias de sus canciones. Además, por su estilo característico que rompía la letra de los «juglares» vallenatos de Colombia. Mientras que estos hacían cantos de cuatro versos por estrofa, Zabaleta empezó a componer seis versos por estrofa.

Por su parte, la historia de vida de Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982, registra dos exilios. El primero, a México en los años 60 (fue en ese país donde escribió Cien años de soledad) luego de que, como corresponsal de Prensa Latina en Nueva York, recibiera amenazas de disidentes cubanos. Fue la primera vez que se exilió a causa de sus posiciones políticas.

El segundo exilio vendría en los años 80 con algo más de escándalo. García Márquez viajaba entre México y Colombia por esos años, pero un enfrentamiento directo con el gobierno obligó al «Gabo» a dejar atrás a su país natal, luego que un anónimo le acusara de tener nexos con el M-19 y “apoyar” un desembarco guerrillero en el sur de Colombia.

te%2Fcarlos-vives-canta-cancion-de-critica-a-garcia-marquez-y-desata-polemica%2F&sessionId=bf260f4e09a74d65fa57c65cbebd59bef6bbe7c8&siteScreenName=elcariberd&theme=light&widgetsVersion=2615f7e52b7e0%3A1702314776716&width=550px

De Zabaleta y García Márquez

Armando Zabaleta fue uno de los compositores vallenatos más prolíficos y populares de Colombia. Principalmente por su forma de abordar la problemática social en varias de sus canciones. Además, por su estilo característico que rompía la letra de los «juglares» vallenatos de Colombia. Mientras que estos hacían cantos de cuatro versos por estrofa, Zabaleta empezó a componer seis versos por estrofa.

Por su parte, la historia de vida de Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982, registra dos exilios. El primero, a México en los años 60 (fue en ese país donde escribió Cien años de soledad) luego de que, como corresponsal de Prensa Latina en Nueva York, recibiera amenazas de disidentes cubanos. Fue la primera vez que se exilió a causa de sus posiciones políticas.

El segundo exilio vendría en los años 80 con algo más de escándalo. García Márquez viajaba entre México y Colombia por esos años, pero un enfrentamiento directo con el gobierno obligó al «Gabo» a dejar atrás a su país natal, luego que un anónimo le acusara de tener nexos con el M-19 y “apoyar” un desembarco guerrillero en el sur de Colombia.