Radhamés Espinal expresa preocupación por el caos en el deporte dominicano - Punto News RD

Radhamés Espinal expresa preocupación por el caos en el deporte dominicano

El presidente de la Fundación para el Desarrollo Deportivo, Licdo. Radhamés –Sasá- Espinal mostró su preocupación por el caos que impera en el deporte dominicano.

A continuación el texto íntegro de su exposición:

“Nueva vez queda evidenciado que no existe un interés real por parte de la alta dirigencia deportiva, de que tengamos una verdadera Ley de Deportes que satisfaga los intereses reales del movimiento deportivo, por momentos el tema de la ley ocupa los primeros lugares en la prensa nacional, pero como de costumbre se queda solo en titulares, frustrando los anhelos y las espe-ranzas de los que sí quieren lo mejor para el deporte.

¿A quienes les conviene no tener una buena ley, lo que contribuye al actual caos institucional en el deporte?

En un primer orden estamos seguros que a la clase política, ya que desde el poder ven al Ministerio de Deportes muchas veces sin importancia, llegando a designar ministros que no conocen la realidad nacional del deporte, estos ministros a la vez designan un personal que en la ma-yoría de los casos no es el adecuado, en perjuicio de los que sí se han formado en la materia.

En un segundo lugar el no tener ley le conviene a una buena parte de nuestra organizaciones deportivas, estas son: las que le huyen a los controles, el no rendir cuentas, y que mantienen un régimen casi de dictadura a lo interno de sus entidades. En su Diálogo de la Lengua, el humanista y escritor español Juan de Valdés (1509-1541) dijo; ‘Cabeza loca no quiere toca’, amonestando a las personas de poco juicio, que rechazan la corrección y la compostura.

Por naturaleza somos optimistas, pero les confieso que con lo de la Ley General de Deportes estamos perdiendo todas las esperanzas, ya que no existe una voluntad política manifiesta con el tema, mucho menos existe un interés real por parte de los actores principales que dirigen el deporte.

Finalmente, permítanme decir lo siguiente; ‘Todo llega, todo pasa, todo cambia y nada es para siempre’”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: